miércoles, 10 de octubre de 2018

Exposición de Módulos Morón de Almazán (Soria) 2018



Los pasados 21 y 22 de agosto celebramos una exposición de parte de los módulos ferroviarios del grupo Andén5 y de otros módulos interactivos con motivo de una invitación de la alcaldesa de la ciudad dentro de la semana cultural que celebraban.



El resumen es altamente positivo por varios motivos.

Probamos el nuevo cableado demostrando que ha sido una gran idea el unificar disposición y colores. Los conectores son fáciles de instalar entre los módulos y permiten un rápido testeo en caso de haber algún problema eléctrico (que no lo hubo, por cierto).

Probamos la disposición de los caballetes en aras de no causar problemas estéticos por la parte del público o para posibles encontronazos en la parte del operador. La disposición en diagonal permite una amplia base de sustentación.

Probamos la colocación de la tela comprada. Utilizamos grapas para ello y comprobamos que al quitarlas no dejaban marcas en la tela. Eso sí, había que hacerlo con cuidado.


Se probó la rodadura de un nuevo módulo entre la Laguna Negra y Pinar Grande para crear una recta más amplia entre dos curvas.  


Se llevaron tres módulos interactivos ideados por Javier (donde pude colaborar); dos de ellos, el donut y el teatro, ya se llevaron a Logroño (Museo Wurth) el año pasado y se estrenó uno nuevo donde se simulaba al participante que conducía la locomotora desde la cabina. Se hizo con una cámara Wifi instalada en un vagón góndola y que era empujada por una “francesa”. El éxito fue completo.



La atención por parte del Ayuntamiento fue impecable. Nos facilitaron el transporte en furgoneta de todo el material y su posterior vuelta a la base. Nos invitaron a comer en el bar del pueblo (antiguas y muy bonitas escuelas) donde comimos muy bien. El local, a pesar de ser en un primer piso, estaba completamente limpio y perfectamente adecuado para los módulos que llevábamos. Pasamos calor la primera de las tardes y muuuuuchas moscas. La segunda tarde ya fue más llevadera pues sopló algo de aire que se agradecía.

La primera tarde rodamos en digital y probamos algunas circulaciones nuevas. El segundo día, tanto por la mañana como por la tarde, sólo se rodó en analógico y viendo que todas las locomotoras circulaban sin problema alguno.

En alguna composición hubo que hacer cambios en la posición de algunos coches o vagones hasta conseguir que no se desengancharan.
     






      

En fin, dos días estupendos donde pudimos rodar muchas cosas y testear otras nuevas. Tanto Javier como yo lo pasamos muy bien aunque acabamos cansados por el trajineo de los módulos pero compensa al ver la afluencia de público y las reacciones del mismo.

En la primera tarde vinieron, sobretodo, niños. En la mañana del segundo día fueron los adultos los que más se acercaron y estuvieron preguntando y haciendo comentarios interesantes.

      



3 comentarios:

  1. Muy buena muestra de parte de lo que es Anden5, una pena no haber estado alli disfrutando con vosotros.

    ResponderEliminar
  2. Genial, envidia sana de lo bien que lo pasasteis.

    ResponderEliminar